miércoles, 13 de junio de 2012

Novela histórica: Mexicas

Mexicas, el pueblo elegido de Jaime Montell.


Crónica de la Profra. Marina A.Herrera V.

Jaime Montell nos lleva a un viaje fantástico al pasado de México. Una narrativa ágil, una búsqueda de la verdad nos conduce al año 1408.
Cuatro niños buscan alimento en el lago de Texcoco, amigos y medios hermanos, educados para ser gobernantes de un pueblo que por desgracia paga tributo al poderoso señor de Azcapotzalco.
La leyenda nos cuenta que el pueblo mexica, fue el último pueblo que llegó al hoy Valle de México, los primeros pueblos ocuparon los lugares más fértiles y dejaron a los mexicas en el Cerro de Chapultepec y posteriormente ocuparon las orillas del lago.

El autor, historiador de profesión recrea el ambiente inóspito de un lugar que ya no existe que actualmente es la Ciudad de México. Bajo sus cimientos está la historia del pueblo mexica que poco a poco logró convertirse en el imperio más importante del mundo prehispánico.

Nos relata como cuatro jóvenes serán testigos de las guerras entre mexicas y tepanecas. Moctezuma y Tlacaele serán los gobernantes más importantes constructores del imperio. El autor construye dos personajes que acompañan a estos dos personajes históricos.

Amor, fraternidad y intrigas nos permite acompañar a los personajes en un viaje histórico e imaginario.

Para quienes desean reconstruir el pasado del pueblo mexicano, esta novela es una buena oportunidad.

lunes, 11 de junio de 2012

Una historia de amor... al estilo de Juan Garcia Ponce


La Gaviota
 Juan García Ponce
Reseña del Profr. Antonio Reyes Partida.
Juan García Ponce, escritor mexicano
Todo inicia en una playa mexicana, cuando dos jóvenes Luis y Katina, esta última fue invitada junto con su padres que vienen de Alemania por los padres de Luis a pasar las vacaciones de verano con ellos.

Ambos jóvenes empiezan a conocerse, y tratarse, empiezan a tener caminatas por la playa al principio silenciosas, pronto descubren que una gaviota los sigue en sus caminatas, ellos pasan tanto tiempo juntos observando la naturaleza por distintos lugares, incluso se pasean por un cementerio mientras ven fuegos artificiales.

La pareja  se empieza  a enamorar, desde la perspectiva de Luis,  se obsesiona con Katina, el texto de Juan García Ponce,  recalca que los jóvenes se guían por sus instintos primarios de la vista y el tacto, pero aun así da entender que los chicos empiezan a madurar, desde el punto de vista del lectora, de una manera errónea lo que puede ser una historia de amor en la vida real podría ser una simple obsesión por parte de Luis y no de Katina.

Más tarde llegan a la casa varios familiares donde Katina pasa a segundo término y se suspenden los paseos por la playa, Luis empieza a no poder dejar de pensar en Katina, pero no puede acercarse a ella debido a la presencia de sus familiares dejando entrever que la situación en la casa se siente abrumadora tanto en el espacio físico y en el espiritual.

Antes de acabar las vacaciones de verano los familiares se marchan y quedan de nuevo solos Luis y Katina, reanudan su caminata por la playa, ahí Katina tiene una epifanía, y de una forma bizarra da a entender que ella deja su cuerpo, Luis en un estado de ira mata a la gaviota con una pistola para hacer que Katina regrese en sí.

Pasada la situación ambos jóvenes se "entregan"  y tienen sexo pasional de típico adolescente, el relato deja entrever que la manera de conocerse mutuamente es entregándose al amor. Sin embargo este fuego fatuo  se termina y la relación de los jóvenes se comienza a deteriorar por sentimientos de celos y malos entendidos que  poco a poco provoca la separación definitiva de ambos. No hay un final concreto el autor deja la posibilidad de que el lector  invente el final. 

domingo, 3 de junio de 2012

Tal parece que esta escrita esta novela para ti...


HOMENAJE A CARLOS FUENTES:  Aura




Reseña del Profr. Abelardo Antonio Reyes Partida

Aura es una novela corta, obra del ganador del Premio Cervantes, el escritor mexicano, Carlos Fuentes. La historia está situada en el año 1961 en la Ciudad de México. Esta obra es considerada como una de las más importantes de este novelista y una de las mejores de la narrativa mexicana del siglo XX. Fue publicada en México en 1962, mismo año en que se publicó otra popular novela de Fuentes, La muerte de Artemio Cruz. Ambas forman parte del fenómeno literario conocido como Boom latinoamericano, que tuvo lugar entre las décadas de 1950 y 1970 en toda América Latina.

La historia comienza cuando Felipe Montero, un joven historiador inteligente y solitario que trabaja como profesor con un sueldo muy bajo, encuentra en el diario un anuncio que solicita un profesional de sus cualidades para un trabajo con un muy buen sueldo. El trabajo, en la calle Donceles 815, consiste en organizar y terminar las memorias de un general para que puedan ser publicadas. En dicha casa habitan la viuda del coronel, Consuelo Llorente, y su sobrina Aura. La novela transcurre alrededor de Aura, dueña de unos impresionantes ojos verdes y una gran belleza, y su extraña relación con su anciana tía. Felipe se enamora de Aura y quiere llevársela de allí porque piensa que Aura no puede hacer su vida por Consuelo que la tiene atrapada. Al adentrarse en las fotografías y escritos del coronel y la viuda, Felipe pierde el sentido de la realidad y encuentra una verdad que supera la fantasía y el amor.

Aura: Es el personaje más misterioso de la novela. Es la sobrina de Consuelo Llorente. Su rasgo físico más característico son sus ojos verdes, demás de que siempre aparece vestida de tafetán verde. Representa la juventud y la belleza, en contraste con su tía, ante quien suele comportarse sumisamente. En su presencia, por lo general es silenciosa y tímida y tiende a actuar mecánicamente, como dependiendo de alguien más para realizar cualquier acción.

Consuelo: Es una anciana de más de cien años de edad, dueña de la casa a la que acude Felipe a solicitar trabajo. Es una señora con la piel muy arrugada, pelo blanco y con un rostro casi infantil de tan viejo. Suele vestir con un camisón de lana, abotonado hasta el cuello, y pasa gran parte del tiempo en cama, aunque en algunas ocasiones baja a comer e incluso en una ocasión sale de la casa. Es descrita como una vieja pequeña y delgada, casi esquelética, y con una voz débil y aguda. Felipe la cataloga como una persona manipuladora, inclusive tirana, por su forma de tratar a Aura. Le obsesionan ciertas cosas, entre ellas que las memorias de su marido sean publicadas antes de que muera. ]También tiene una profunda devoción religiosa. Acostumbra realizar ciertos rituales, entre ellos algunos religiosos, aunque el más notable es en el que da vida a Aura. En contraparte de su sobrina, que representa la juventud, esta señora representa la vejez y por momentos inclusive la falta de sentido de la realidad y las obsesiones[. ]Tiene 109 años, y 15 en 1867 cuando se casó con el general Llorente y se fue a vivir a París con él. Tenía 49 años al morir su esposo.

Felipe Montero: Es el protagonista de la historia. Es un joven historiador que acude a casa de la señora Consuelo debido a un trabajo que ofrecía la anciana, mismo que podía realizar Felipe debido a sus conocimientos de la lengua francesa y otras características.   Al inicio de la novela se indica que es antiguo becario en la Sorbona, historiador y profesor auxiliar en escuelas particulares, donde gana 900 pesos mensuales. Físicamente se le describe como un hombre joven, con cejas pobladas, boca larga y gruesa, ojos negros, pelo oscuro y lacio, perfil recto y mejillas delgadas. Más adelante se revela que tiene planeada una obra propia, acerca de los descubrimientos y conquistas españolas en América. Aparentemente se deja llevar por sus emociones, pues al dudar inicialmente sobre si quedarse a vivir o no en aquella casa para realizar el trabajo, toma definitivamente la decisión de quedarse al ver a Aura. A pesar de esto, también tiene bastante control sobre sus acciones y sentimientos, especialmente por lo que siente por Aura.